Menú

El gigante del lago Filzalmsee

Había una vez, hace mucho tiempo, un gigante que sembraba el miedo entre las personas alrededor del prado Filzalm.
Un bonito día de verano, el gigante malvado empezó a lanzar piedras de repente desde el monte Hohe Salve sobre el prado Filzalm y causó muchos destrozos. Como castigo, el cielo envió una terrible tormenta; desde lejos ya se oía el retumbar de los truenos. De repente cayó un poderoso rayo que abrió un agujero en el prado. La fuerte lluvia llenó rápidamente el agujero y así se formó el lago Filzalmsee tal como lo conocemos hoy.
El gigante malvado fue vencido y desterrado al lago como castigo por sus fechorías. Desde aquel día, el horrible gigante está atrapado en el fondo del lago Filzalmsee. De tanto en tanto, el gigante consigue llegar a la superficie y emerge entre las aguas. Así que fíjate bien, ¡tal vez te encuentres con el gigante del lago Filzalmsee!

PAT_5538